Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

jueves, 7 de diciembre de 2017

TU ROSTRO



henri matisse, Interiores, Sillones, laurette en verde


Hay una intensidad agraz e ignota
saliendo de tu rostro cuando miras,
no sólo por tus ojos y tu boca apretada
también desde tus pómulos,
desde tu estrecha frente
y del negror cadente, 
gruesamente trenzado
de tu pelo.

Es sólo y nada menos que tu belleza umbría,
matices de tu alma que escapan y al semblante
le dan una textura ágil y voladora,
lo convierten en pájaro de alas desplegadas
abandonando al vuelo el nivel de su altura.

Haces que me pregunte si alcanzamos los sueños
alguna vez soñados,
si alcanzamos el cielo transparente
y las aguas azules plenas de claridades.
Porque vuelas del centro de vos misma.
Porque te vas de viaje en tardes infinitas
engastada en la sombra y el silencio
como una melodía.

Amílcar Luis Blanco ("Retrato de mujer", oleo sobre tela por Henry Matisse)

miércoles, 6 de diciembre de 2017

ENIGMÁTICA



Entre la muchedumbre están tus labios,
rojos como el malvón,
como la sangre,
brotan del gris y del castaño oscuro.
Mas arriba volando van tus cejas,
quiero decir las alas,
bajo el firmamento de tu frente.
Tus ojos son dos cuevas,
dos socavones cortando la montaña
y producen agudas transparencias.

No siempre estás donde tus ojos dicen.
No siempre estás en las navegaciones de tus labios.
A veces siento que te has ido y has vuelto varias veces
y te extraño un momento
y quisiera tomarme de tus cejas
o de la selva intensa de tu pelo.
Sé que hay sollozos y también congojas
a punto de estallarte cada día
en rincones oscuros de tu carne.
Y yo no los descifro.

Y yo no puedo verlos.
Estás hecha de tiempo y de cenizas
como todos nosotros,
pero tus labios navegan,
tus cejas vuelan
y tus ojos irradian luces y transparencias
y atraviesan las piedras.
Y tu dolor se queda detenido
prisionero en lo oscuro de tu carne.
Y no puedo partirlo y derramarlo
como quien rompe copas inundadas
de líquida desgracia.

Amilcar Luis Blanco

lunes, 4 de diciembre de 2017

EL CORAZÓN







Mi corazón, 
nuestro corazón, 
atraviesa e impulsa
los mares rojos de la sangre
y galopa también entre tinieblas
si el sino de la linfa se oscurece.

Mueve ojos y manos
hacia trabajos duros
o blandos o siniestros
o livianos.

Mi corazón,
tu corazón,
el ritmo de la sangre que golpea
y golpea.
Nos hace  andar
o reposar
pero manda en los cuerpos.

Manda sobre la luz,
sobre la sombra,
construye la esperanza
o soporta el trépano constante
de la desgracia.

Y también cuando el bosque se espesa
y la ladera del subir se empina
el músculo rosáceo y escondido
sostiene nuestro desfallecimiento.

Mi corazón,
tu corazón,
latiendo.

Amílcar Luis Blanco ("El rapto", oleo sobre tela de Paul Cezanne)

sábado, 2 de diciembre de 2017

SEGOVIA




Miro el tiempo a través del silencio,
a través del ruido de la ciudad,
que bulle al pie del acueducto en Segovia
que los romanos construyeron
con las fuerzas de sus sangres,
colocando las piedras bajo la seca atmósfera,
bajo el sol o la nieve, para que el agua llegue
y los asista.

Miro las multitudes humanas desde la sombra,
desde la altura las veo desfilar bajo los arcos de piedra
en formación de hormiga ejercitando
las arduas disciplinas impuestas,
colocando,
las piedras sobre piedras,
colocando
los soportes del agua.

La ciudad se apretuja,
sus casas, edificios, entre calles estrechas
en todos los costados
hacia la ancha avenida.
Sólo la plaza al pie ruge,
vuelta una abierta garganta
revuelta entre turistas, mozos y comensales,
sentados a mesas de instantes y entremeses
de aceitunas, mejillones, camarones,
vinos blancos de jerez, cervezas, charlas.
La atmósfera está seca,
plena de sol y cielo rodando hacia planicies onduladas.

Y los romanos fueron olvidados
por la ancha avenida de los adioses.
Un guía de turismo explica a japoneses o chinos o coreanos,
con cámaras, celulares y registros temporoespaciales
que los autobuses, automóviles, camiones,
pasaron mucho tiempo entre los arcos de piedra
sin conmoverlos,
que las piedras jamás tuvieron cemento entre ellas
y no obstante se mantienen unidas.
Y los romanos siguen sosteniendo las piedras
y forman multitudes de muertos concurrentes
apoyando sus manos en las arrugas grises de las piedras.

Amilcar Luis Blanco



martes, 28 de noviembre de 2017

PULSO AZUL ( A Alejandra Pizarnik, a su memoria)






Se puebla de alegrías diminutas
el interno exterior de mi ventana,
un pulso azul sin orden se desgrana
y el cielo estalla en puntas absolutas.

Y vos  con tantas melodiosas frutas,
con una muerte tibia tan temprana,
te aparecés un día de ocio y de mañana.
Tus ojos dos infancias, endiabladas, astutas.

¿Cómo eludir la fría hoguera de tus sombras,
escapar de tus miedos afilados,
de tus filas de lutos servidos sobre alfombras?

Tus infancias desbordan de tus ojos cerrados,
ahora y en la hora en que ya nada nombras
y "tus muertos" no siguen tus derrotas ni estados.

Amílcar Luis Blanco

Combinaciones



Laxo, junto al costado partido del origen,
quiero decir, contra tu espalda,
entre tus muslos tiernos y tus piernas,
soy hombre sangre, soy silencio rojo.

Siento la cerrazón profunda de la sombra,
la tierra como un vasto laberinto,
la ceguera del sol, lo que se opaca,
el gris de la ceniza.

Las preguntas de pronto palidecen,
de pronto se acomodan y descansan
junto a la paz sedienta de los cuerpos.





Amilcar Luis Blanco "Retrato de familia", oleo sobre tela de Lucian Freud)

viernes, 24 de noviembre de 2017

SANA MOLICIE



Ando en la casa, con burgués estribo.
En la quietud frugal de mi honda fortaleza
vestido de gañán pongo la mesa,
leo o miro tevé, duermo o escribo.

En la sana molicie me desvivo.
Mi mujer me acompaña. Mi pereza
me proteje de un mundo que no cesa
de producir su espanto sucesivo.

Me aparto del estrés, de vorágines, gritos.
Voy al patio a mirar pasar las nubes,
a sentir en mi cuerpo el viento y sus pruritos.

Armo con mis fantasmas innumerables clubes.
Transformo mis deseos en confortables ritos.
Pueblo mis soledades con damas y querubes.

Amílcar Luis Blanco ("Linda querubin", pintura al oleo digital de DIY)